Skip to main content

Con subvención del Ministerio de Cultura y Deporte, la entidad edita un manual que subraya la necesidad de establecer una serie de medidas para actuar en casos de emergencia

Gracias a una mayor concienciación a nivel social, al impulso de políticas sociales desde la administración pública y también, en parte, a la labor de la Fundación Music For All, muchas promotoras musicales del país están trabajando en la actualidad para mejorar la accesibilidad e inclusión en sus festivales, impulsando así el acceso de personas con discapacidad a estos eventos, en los que hasta hace bien poco y por norma general, estaban excluidos. Poco a poco esa semilla va dando cada vez más frutos y la celebración de la música en directo se está universalizando pero, con ello, hay que tener en cuenta no solo el disfrute, sino también los aspectos relacionados con la seguridad.

Es por ello que se hace necesario disponer de Plan Inclusivo de Actuación en Caso de Emergencia en Festivales que garantice la atención y evacuación de todos los asistentes al festival. Ante esa necesidad, una vez más la Fundación Music For All ejerce un trabajo aglutinador y constructivo que ha dado como resultado una guía llamada ‘Planes inclusivos de actuación en caso de emergencias aplicados a festivales’, que cuenta con subvención del Ministerio de Cultura y Deporte.

El manual tiene como objetivo principal ofrecer las orientaciones básicas a promotores de eventos, dirigidas a asegurar una evacuación segura, independiente y digna en caso de emergencia en un festival de música, indicando recomendaciones, necesidades y aspectos a tener en cuenta para hacerlo posible y efectivo.

A través de esta publicación pretendemos animar a todos aquellos que tienen la responsabilidad de gestionar los Planes de Actuación de Emergencia a realizar un Plan Inclusivo de Actuación en Caso de Emergencia en Festivales (PIACEF). Invitamos a tener en cuenta las recomendaciones y orientaciones que se exponen para incluir en sus Planes de Emergencias a personas con cualquier discapacidad, elaborando e implementando su propio PIEACEF”, apuntan desde la Fundación. De esta forma, se garantiza a todos los asistentes al festival sea cual sea su condición, que puedan evacuar los recintos de una forma rápida, segura, digna y con la mayor autonomía que les sea posible.

Hay que considerar en todo momento que en algunas ocasiones, el tiempo de reacción y movimiento puede ser mayor en algunas personas y ese tiempo se convierte en un factor absolutamente crucial. Las distintas capacidades y habilidades de los asistentes, así como las barreras, afectan a los tiempos de evacuación de cada persona. Al diseñar los recintos y su plan de evacuación es fundamental considerar la asistencia de personas con discapacidad o limitaciones en distintos grados.

Aplicación del Plan

El documento establece seis fases para una correcta elaboración de un Plan Inclusivo. Entre las primeras, la identificación de necesidades de potenciales asistentes con discapacidad al festival, la evaluación de riesgos que se pueden dar en el evento incluyendo la variable de la discapacidad, la planificación de medidas preventivas a incorporar en el evento y en el recinto y la implementación de protocolos de evacuación adaptados al evento y el recinto.

Las dos últimas son la imprescindible formación del personal que va a estar presente durante el evento y, por último, la revisión del plan inclusivo de actuación en caso de evacuación para detectar posibles fallas en los mismos y así poder solventarlas.

Entre las medidas básicas para la consecución del objetivo, se establece la necesidad de una comunicación clara sobre el tipo de emergencia y el inicio del proceso de evacuación, ofreciendo información sencilla sobre las acciones que se deben realizar para una evacuación segura. Se recomienda utilizar los recursos audiovisuales o visuales del evento, para explicar y demostrar qué hacer en caso de emergencia. Por ejemplo, en las pantallas gigantes del festival, en el caso de que disponga de ellas.

Del mismo modo es necesario garantizar la existencia de un itinerario preferente, al menos, desde los puntos destinados a personas con discapacidad o movilidad reducida dentro del festival, hasta las salidas de emergencias más cercanas y realizar un recuento y comunicación al coordinador de evacuación desde cada uno de los puntos habilitados como preferentes o para las personas con discapacidad, como, por ejemplo, plataformas elevadas, para confirmar que todas las personas han podido ser informadas y evacuadas con éxito.

La guía también detalla de forma más específica aspectos relacionados con la señalización de itinerarios de evacuación, plano de evacuación, instalación de los medios de protección a una altura adecuada, ayuda personal, facilitadores de orientación, alarmas, kit y sillas de evacuación, zonas de refugio, uso de perro de asistencia, punto de atención y todos los requisitos para ofrecer una información accesible.

Descargar Guía
Entidades

Colaboradoras